Suplementos para quemar grasa

Las grasas o lípidos, junto con los carbohidratos, son la principal fuente de energía de nuestro cuerpo. Cada gramo de grasa aporta 9 calorías frente a las 4 que aportan los carbohidratos. Además, a diferencia de estos últimos, las reservas de grasas son prácticamente infinitas (cada kg de tejido adiposo tiene un valor calórico de unas 7.800 calorías).

Las células de nuestro organismo también utilizan las grasas para otras muchas funciones (para regular el metabolismo celular, para transportar vitaminas liposolubles, para el aislamiento térmico y para la síntesis de hormonas). Incluso tomando suplementos para quemar grasa no es posible forzar todos estos mecanismos biológicos en gran medida.

En otras palabras, no hay sustancias que puedan acelerar significativamente la quema de grasas; sin embargo, si los acompañas con ejercicio físico puedes obtener buenos resultados.

Cómo actúan

La supuesta función lipolítica de ciertos suplementos se debe principalmente a la presencia de sustancias con actividad termogénica capaces de acelerar el metabolismo. Al aumentar el gasto energético del organismo, las grasas se quemarán indirectamente, favoreciendo la pérdida del exceso de tejido graso.

Carnitina

La carnitina, por otro lado, es un suplemento independiente, a través del cual se intenta maximizar la entrada de ácidos grasos de cadena larga en la célula.

Qué contienen

Los suplementos quemagrasas suelen estar basados en la cafeína o en sustancias con actividad similar, a menudo mezcladas entre sí (té verde, hierba mate, cola, sinefrina, guaraná). La administración de estas sustancias desencadena una respuesta hormonal en el organismo, mediada por las catecolaminas, que promueve un aumento del metabolismo corporal, incremento de la frecuencia cardíaca, de la presión arterial y del número de respiraciones (lo que aumenta la oxigenación de la sangre).

El efecto “quemagrasas” o termogénico de estos productos está bien documentado, siempre que estas sustancias estén presentes en cantidades significativas. Junto con la cafeína y sus análogos, los suplementos quemagrasas suelen combinarse con minerales (yodo para mejorar la función tiroidea), antioxidantes, otras sustancias con un supuesto efecto termogénico (piruvato de calcio) y, a veces, con diuréticos naturales.

Efectos secundarios

Después de una determinada dosis, dependiendo de la sensibilidad individual y de la dieta, los suplementos quema grasas pueden causar efectos secundarios también bastante importantes como: hipertensión, dolor de cabeza, ansiedad, náuseas, vómitos, ritmo cardíaco y convulsiones.

Alternativas

¿Es posible quemar grasa de forma natural? El quemador de grasa más potente y eficaz es el ejercicio aeróbico (ciclismo, carrera, natación de resistencia, esquí de fondo, etc.). De hecho, sólo un gasto calórico elevado puede estimular masivamente la lipólisis. Para saber cómo aumentar el metabolismo a través de la dieta y el ejercicio, lee nuestro artículo: cómo acelerar el metabolismo.

¿Te ha gustado? Comenta

comments